La F.E.A.D.R.S. es una Federación de empresarios, que, desde 1991, representa al Sector de la Restauración Social y Colectiva y es miembro de FERCO, la Federación Europea de Restauración de Colectividades.

F.E.A.D.R.S. tiene, entre otras, las siguientes áreas de actuación:

  • Información  y asesoramiento  a los asociados sobre las normativas tanto comunitarias como nacionales:
    • Higiene y seguridad alimentaria de los alimentos.
    • Nutrición y lucha contra la obesidad.
  • Negociación de convenios colectivos, y en general normativas sociales, laborales, sanitarias, y otros.
  • Formación continuada.
  • Interlocución en el diálogo con las administraciones públicas.

Conscientes de su responsabilidad social, F.E.A.D.R.S. ha firmado unos compromisos tanto a nivel nacional como europeo, para la lucha contra la obesidad, en la que trabajamos conjuntamente con la Comisión Europea, a través de FERCO.

Características especiales del sector de la restauración social y colectiva y función social de F.E.A.D.R.S.

 

Los servicios de restauración social se distinguen fundamentalmente de los servicios de restauración comercial por las condiciones económicas en las cuales se realiza el servicio, por el público al que va dirigido el servicio de restauración social, el lugar donde se presta el servicio y el precio de facturación.

En primer lugar, para realizar la prestación del servicio a una colectividad hemos de firmar un contrato escrito, con la empresa cliente para dar el servicio de comedor. La empresa cliente, y no el consumidor final, determina la naturaleza del servicio que se va a ofrecer en sus instalaciones (diversidad, frecuencia de cada tipo de comida, etc.), los requerimientos nutricionales y de calidad, y la información que debe estar disponible tanto para la empresa cliente como para el consumidor final.

En segundo lugar, se prestan los servicios en las instalaciones de nuestros clientes (colegios, hospitales, etc) por lo que el consumidor final es un “consumidor cautivo” lo que significa que tiene muy pocas o ninguna posibilidad de elegir dónde comer y qué comer y nuestras empresas les ofrecen unos menús sanos y equilibrados, valorados nutricionalmente, por dietistas y nutricionistas y en el caso de los colegios, con información adicional para los padres y madres para que complementen la dieta de sus hijos en casa y se realizan actividades con los niños para la promoción de estilos de vida saludables, por lo que además contribuimos a la conciliación de la vida laboral y familiar y se fomentan estilos de vida saludables, buenos hábitos de conducta y alimentarios.

En tercer lugar, los servicios de restauración social se prestan en los lugares de trabajo o de vida o lo más próximo de éste, en locales especialmente habilitados.  Tal localización es un factor esencial para comidas que son generalmente tomadas en grupo, en un espíritu de cohesión social, y en un tiempo limitado, debido a imperativos económicos.

En cuarto lugar, el precio del servicio es considerablemente inferior al precio de la restauración comercial, un 60% menos (refiriéndonos al precio de los menús del día que tiene un restaurante medio, si nos referimos a comida a la carta la diferencia se incrementa muchísimo más). Generalmente se accede a los contratos y a la prestación del servicio mediante concurso público o privado. Es un precio social que incluye unos altos estándares de calidad, higiene y seguridad alimentaria.

Conoce más sobre FEADRS: